Make your own free website on Tripod.com
Home | Ntro. Señor Jesucristo | María Santisíma | La Liturgia | Los Angeles y Santos | La Oración y Reflexión | El Ecumenismo | La Biblia y La Tradición | Datos de la Iglesia Católica | Links Católicos | El Credo

María Santisíma

www.legiondemaria

maria inmaculada medianera de todas las gracias

¿Qué representa María de Nazareth en el mundo de hoy, en la sociedad, en nuestro país, en el seno de una familia, en la vida de cada uno nosotros? Responderemos sencillamente: María, la mujer privilegiada, es la MADRE. Ya lo sabemos, allí donde falta la madre, no hay vida, no hay acogida, ni alegría, ni ninguna clase de amor.

Ahora, en este capítulo, intentaremos constatarlo.

En el rosario conteplamos la vida de Jesús y María

EL ROSARIO

 

El Rosario (=conjunto de rosas) es la devoción más común, más agradable a la Virgen más repetida y solemnemente recomendadas por los Papas.

Su rezo tiene indulgencia plenaria, con las condiciones acostumbradas, si se reza seguido en familia o en la iglesia, meditando los misterios. Pero también puede rezarse a lo largo del día: un misterio yendo por la calle, luego otro, etc.

 

Fue gran apóstol del Rosario Sto. Domingo de Guzmán y sus dominicos, que lo tomaron de los monjes.

Pues cuando los monasterios empezaron a admitir hermanos legos (s. XI), como éstos no iban al coro ni sabían de memoria el salterio, en vez de los 150 salmos rezaban 150 avemarías, dando así origen al rosario, que después se dividió en misterios, y su rezo se redujo corrientemente a una tercera parte.

 

Al principio se rezaba sólo la primera parte del Avemaría. Urbano IV (s. XIII) añadió “Jesús”. En el siglo XIV se añadió “Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros pecadores”. S. Pío V (s. XVI) añadió “ahora y en la hora de nuestra muerte” Últimamente desean algunos añadir Madre de Dios “y Madre nuestra”, según lo proclamado por el Vaticano II (LG. 69)

 

En Fátima Ntra. Sra. Del Rosario pidió que después de cada decena del rosario dijesen “Oh Jesús mío, perdona nuestras culpas y líbranos del fuego del infierno. Llevad al Cielo a todas las almas, especialmente las más necesitadas de vuestra divina Misericordia”.

 

Muchos atacan el rosario diciendo que su rezo es una rutina. Pero, ¿Qué maravillas intentan ellos hacer delante de Dios para quedar bien? ¡Pobres hombrecillos! Lo importante en nuestras ofrendas es la buena voluntad; la obra más estupenda que hiciéramos, en comparación con las de Dios no valdrá nada, ni la podremos hacer sin su concurso. A la madre le gusta el manojo que le trae su pequeño, aunque sea de hierbas. Y a la Virgen le gusta que recemos el rosario, que le ofrezcamos el ramo de las 50 rosas: expresamente lo ha manifestado en Lourdes y Fátima. Los Papas lo recomienda con gran insistencia.

Todo el pueblo fiel, todos los santos, lo han entendido y practicado así. Creamos en el Magisterio pontificio y ofrezcamos a la Virgen lo que ella misma nos pide (los obsequios han de hacerse a gusto de quien los recibe) ¿No nos confortará en el trance definitivo de la muerte, haber repetido todos los días 50 veces a la Reina del Cielo que ruegue por nosotros en esa hora?

 Actualmente, el rosario consta de 20 misterios (5 de estos misterios, los luminosos, fueron añadidos por el Papa Juan Pablo II en el año 2002)

 

¡Reina Mia, Madre Mia, cuanto tengo tuyo es!

MESES DEDICADOS EN HONOR A MARÍA

 

El Mes de Mayo

 

A finales del s. XIII dio principio la costumbre de dedicar el mes de mayo a la Virgen, cristianizando las fiestas profanas y a veces inmorales, que tenían lugar a primeros de ese mes. En el siglo XVI aparecieron ya libros fomentando esta devocion. En propagarla influyeron especialmente los jesuitas: hacia 1700 comenzo a ser dedicado diarimente a María por sus estudiantes del Colegio Romano, y poco después pasó a hacerse públicamente en su Iglesia del Gesù, de Roma. De allí ser extendió popr todo el mundo.

 

Pío VII le concedió indulgencias en 1815 y Pio IX en 1859 indulgencia plenaria (ahora no tiene indulgencia particular). Los Papas lo han recomenmdado espacialmente. Pio XII, frecuentemente y el la importante encíclica "Mediator Dei" (1947), lo recuerda "como inserto de alguna manera en la liturgia, y que goza de lass repetidas aprobaciones de la Santa Sede".

Pablo VI, en la encíclica "Mense Maio" (1965) y en dioversos discursos exhorta a esta práctica "grata y consoladora", "honorífica para la Virgen" y "rica de frutos espirituales para el pueblo cristiano".

 

El Mes de Octubre

 

Llamado el mes del Rosario, se debe a que como la victoria de Lepanto, 7 de octubre de 1571, se le attribuyó al rezo del Rosario, San Pio V instituyó ese día la fiesta de Nuestra Señora de las Victorias, que Gregorio XIII en 1573 cambió por Nuestra Señora del Rosario. El siglo pasado los dominicos españoles comenzaron a dedicar a todo el mes de octubre al rezo del Rosario.

Pio IX le concedió las mismas indulgencias que al mes de mayo, y León XIII lo extendió por todo el mundo.

 

Add your content here

El Inmaculado Corazón de María Patrona del Ecuador

Add your content here

"He aquí la esclava del Señor"

Add your content here

Desde ahora me llamarán bienaveturada todos

La Madre de Hoy

 

Desde hace veinte siglos que la Iglesia proclama a Cristo como Dios y Hombre verdadero.

 

Cristo, como es Dios, vive desde los siglos sin principio. Cristo, como es hombre, debe su naturaleza humana a la participación fiel y generosa de una mujer: María de Nazareth.

 

Los siglos se han encargado de llamar "bienaventurada" a la Madre de Jesucristo el Señor. Generaciones y generaciones, pueblos y más pueblosde todas las latitudes del orbe han reconocido en Ella a la Madre de Dios.

 

Gracias a María tenemos a Jesús, y gracias a Jesús tenemos una Madre como María.

 

El amor, devocion, la honra y la imitación de María tienen actualmente una vigencia incontestable. La Iglesia, cual hija agradecida y favorecida, anuncia con gozo las glorias de María. Es un deber de justicia filial. Es cumplir con el cuarto precepto del Decálogo: "Honrar padre y madre"

 

Marìa ayer, hoy y siempre ocupará un lugar privilegiado en el corazón de los verdaderos seguidores de Cristo Jesús.

 
 

"El nombre de María es la alegría para el corazón, miel para los labios y la melodía para el oído de sus devotos" (S. Antonio de Padua)

LEGION DE MARIA